biografía Manuel Ávila Camacho

Biografía Manuel Ávila Camacho

Publicado por

Comencemos con esta biografía Manuel Ávila Camacho, diciendo que nació en Teziutlán, en 1897, en Ciudad de México, al tiempo que murió en 1955, en la misma capital mexicana.

Los Primeros Años de Este Político de México.

Estudió en su ciudad natal y estuvo dedicado al comercio desde muy niño y hasta 1911, cuando recién tenía 14 años, edad en la que tomó las armas para defender y seguir a Madero.

En 1914, Victoriano Huerta había usurpado el poder en México y Manuel Ávila se dedicó a combatirlo. Para tal efecto, fue comandante de escuadrón en compañía de Lázaro Cárdenas. En 1920, ya ascendido a coronel, actuó militarmente durante la campaña de pacificación del Yaqui.

En una biografía Manuel Ávila Camacho, es muy importante destacar que su carrera política empezó en 1933 como subsecretario de Guerra y Marina, durante el gobierno de Cárdenas.

Ya en 1938, luego del fallecimiento del secretario Figueroa, asumió la secretaría a la cual pertenecía, esto es, la Secretaría de Defensa Nacional.

Dos años después, en 1940, el Partido Nacional Revolucionario (PNR) propuso a Manuel Ávila Camacho, como candidato a la presidencia de México.

Habiéndose presentado a las elecciones y teniendo como adversario en las urnas a Juan Andrew Almazán, obtuvo el triunfo de una forma, más o menos, cómoda.

Ya en la presidencia de México, Manuel Ávila tuvo que enfrentar serios y variados problemas. En el escenario interno, se vio   en la necesidad de afrontar las rivalidades políticas que habían quedado vigentes, luego de la contienda electoral mediante la cual alcanzó la presidencia de México.

biografía Manuel Ávila Camacho
biografía Manuel Ávila Camacho

Biografía Manuel Ávila Camacho: los Desafíos de su Presidencia.

LEER  Alan Turing: Enigma

De otro lado pero en el mismo orden de ideas, Ávila tuvo que hacerle frente a las complejas consecuencias de la Segunda Guerra Mundial.

Además de las consecuencias lógicas de esta devastadora confrontación, México estaba forzado a tomar partido, esto es, a comprometerse, por muchos y variados motivos de tipo geopolítico y macroeconómico.

Ahora, frente a las reformas radicales de quien le había precedido en la presidencia de México, esto es, el izquierdista Lázaro Cárdenas, Ávila Camacho se decidió por seguir una línea de gobierno más moderada y centrista, en el frente económico.

Así, por ejemplo, le puso un freno importante a la reforma agraria y, de paso, le dio prioridad al desarrollo económico del país, más específicamente, en el ámbito industrial, al que le daría un impulso bastante importante.

En lo que tiene que ver, esta vez, con la política exterior, Ávila colaboró con los Estados Unidos y, en general, con todos los Aliados, para combatir al Eje (Alemania, Italia y Japón).

Biografía Manuel Ávila Camacho: las Posturas Durante la Segunda Guerra Mundial.

 

El hundimiento de dos buques petroleros, por parte de buques de guerra alemanes, en pleno Golfo Pérsico, fue el “detonante” para que este presidente tomara partido durante la Guerra, además de los motivos a los que aludimos atrás.

En 1942, cuando ya se empezaba a debilitar la estrategia de guerra alemana, declaró el estado de guerra a las naciones del Eje.

El presidente Ávila suscribió un acuerdo que, luego, fue aprobado por el Congreso de la Unión, lo que les permitía a las tropas mexicanas y estadounidenses formar parte de las fuerzas armadas de uno de los dos países.

LEER  Neil Armostrong Primer en Pisar la Luna

En virtud de lo anterior, alrededor de 15.000 mexicanos, entre oficiales, suboficiales y soldados, se alistaron en las fuerzas armadas de Estados Unidos.

En cualquier biografía Manuel Ávila Camacho que se precie de ser, además de informativa, también analítica, es necesario precisar que este presidente aprovechó este acercamiento con el país del Norte, para resolver problemas bilaterales que se encontraban pendientes.

Así, por ejemplo, aprovechó para solucionar el inconveniente de las indemnizaciones que se les debían  a las compañías petroleras estadounidenses, al tiempo que logró un acuerdo (bastante favorable para México) respecto de la deuda externa del país.

Manuel Ávila Camacho vio la oportunidad coyuntural para firmar acuerdos económicos, tendientes a la producción de bienes y materias primas estratégicas.

Casi al final de la Guerra, en 1944, firmó la Carta de las Naciones Unidas. A este respecto, anotemos que durante su mandato se celebró, en México, la Conferencia Interamericana sobre los Problemas de la Guerra y la Paz.

Una vez finalizado su período presidencial, Manuel Ávila Camacho fue reemplazado por Miguel Alemán Valdés. Se retiró, entonces, a su rancho de Veracruz, en el que se dedicó a las labores productivas, propias de una hacienda ganadera.

Estos son, entonces, los datos más destacados de la interesante biografía Manuel Ávila Camacho, a quien le correspondió lidiar con los problemas propios del curso de una cruenta y extensa guerra.