Neil Armstrong

Neil Armostrong Primer en Pisar la Luna

Publicado por

Neil Armstrong, quién fue el primer hombre en pisar la luna y el primero en expandir los límites de nuestro mundo.

Neil Armstrong fue el primer ser humano que puso los pies en nuestro satélite cumpliendo con una de las misiones impulsadas por el presidente Jhon F Kennedy en el año 1969 a través del programa Apolo de la Nasa. Pero vamos hacer un recorrido por su vida desde su infancia, pasando por sus estudios y su vida profesional.

Stephen Koening Armstrong y Viola Louis Engel, estadounidenses de Ohio específicamente, fueron padres de tres hijos que eran June, Dean y Neil. Neil nació el 5 de agosto de 1930. La cabeza de esta familia, Stephen, se desempeñaba como auditor para un departamento de los Estados Unidos y esto le obligó a residenciarse en más de veinte localidades para el cumplimiento de sus deberes. Consigo llevó a su familia siempre.

Los deseos y la pasión por las alturas y la adrenalina por volar las comenzó a sentir Neil a eso de los cinco años de edad cuando su padre lo llevó a ciertas actividades que despertaron su interés y curiosidad, en la localidad en la que nació que fue Wapakoneta, un condado de Ohio.

Ya su crecimiento normal se desenvolvía entre la unión de su familia y la de sus escuelas, logrando destacarse como estudiante, que paulatinamente también le iban fortaleciendo los ánimos para lo que tenía en mente, que era ser piloto cuando cumpliera la edad para ello.

Mientras tanto, la secundaria la realizaba en un instituto que se ubicaba en su misma localidad en la que vivía con sus padres, y cada cierto tiempo formaba parte de cursos de pilotaje y antes de los 16 años pudo volar su primer aeronave, aún sin tener el permiso de conducción, apenas sólo un certificado. Su misma ímpetu le permitió lograr su cometido, es decir, la audacia y la dedicación a lo que hacía lo hicieron destacarse.

Esa personalidad cargada con ganas de hacer las cosas bien y lucirse como el mejor, lo llevaron siempre a los más alto de todo cuanto emprendía para su formación académica y personal. Inclusive formó parte de un equipo de Boy Scout, que es  un movimiento ecológico con la intención de educar y preparar a los niños y jóvenes para la vida, respetan la naturaleza y viviendo en armonía en el ambiente.

Hasta en eso pudo destacarse sin mucho esfuerzo Neil Armstrong, porque logró obtener la insignia de Egle en la categoría más alta. Cuentan algunas historias que Neil era un chico bastante serio, a pesar de que su personalidad era bastante llevadera y su mente brillante le llevó a superar muchos obstáculos en la parte profesional, era poco conversador, pero directo cuando quería entablar una conversación.

Neil Armstrong

Su vida amorosa durante su juventud estuvo plagada de una que otra oportunidad para vivir relaciones cortas a las que no le dio mucha importancia, por el mismo hecho de que en su proyecto de vida ya estaba fijado el plan de incorporarse a las líneas de los institutos para ser piloto y corresponder a los llamados posteriores para participar en concursos y programas de la Nasa cuando iniciaran los llamados a voluntarios.

Sus padres le acompañaban en cada actividad desde su infancia hasta su adolescencia e inclusive hasta Cuando ingresó a la Universidad de Purdue a los 17 años. Eran padres dedicados y sus hermanas de igual forma por la misma unión que se predicó desde sus inicios, apoyaron cada decisión de Neil Armstrong.

En dicha universidad, Neil Armstrong ingresó a la Facultad de Ingeniería Aeronáutica, que era el arte o la ciencia de la navegación aérea. En esta etapa, Neil como estudiante investigaba el comportamiento de los aerodinos que eran los primeros aeromóviles más difundidos.

Allí estudió además la teoría y ejecutó la práctica de despegue y aterrizaje de los aerodinos, con especial atención al estudio de las fuerzas que intervienen, medidas de las pistas necesarias y características de los motores. De igual forma indagó en las evoluciones de plano horizontal y vertical, es decir la maniobra, valores máximos de las aceleraciones teniendo en cuenta la influencia sobre la estructura del aerodino.

LEER  Biografía de Hugo Argüelles

En el desarrollo de sus actividades académicas, que apuntalaban tanto su personalidad como su calidad profesional, Neil Armstrong incursionó en la autonomía de vuelo, velocidades máximas y mínimas en función de la seguridad y de la economía, alturas de vuelo.

Posterior a eso, Neil Armstrong fue enfilado en distintos escuadrones en bases aeronavales, realizando su primer vuel en aviones de reacción el 5 de enero de 1951, para luego continuar destacándose como por ejemplo en la Guerra de Coreo, como escolta de porataviones, y demás actividades que lo llevaron a ganarse el honor de ser ascendido de cadete a alferez.

Todos los vuelos sumaron 121 horas, que sumado a las misiones de combate lo hicieron merecedor de la Medalla del Aire, así como la Estrella de Combate, Estrella de Oro y la Medalla de Servicio en Corea.

Posterior a todo eso, Neil Armstrong regresó a la Universidad de Purdue para culminar algunos semestres de la carrera que había comenzado y que había detenido por el cumplimiento de su deber con la patria y del llamado de la Fuerza Armada.

Una vez allí, incursionó en la banda de la universidad al ingresae a una de las fraternidades y de igual forma se destacó por su empeño y manera de hacer bien las cosas.

Tocó un instrumento de viento – metal llamado bombardino, y tuvo la osadía de escribir y dirigir el grupo musical de actuación de un gran número de estudiantes en la facultad, que por haberse ganado la confianza de los jóvenes, se mantuvo por varios meses al frente de dicha responsabilidad.

Ya en 1955 se graduó en Ingeniería Aeroespacial. En esta segunda parte de la culminación de sus estudios en la Universidad de Purdue, Armstrong observaba muy silenciosamente en varias oportunidades a una hermosa joven que también estudiaba en ese recinto pero economía doméstica.

Comenzaron encuentros poco formales, como conversaciones en los jardines de la universidad, o en un café a unas cuadras, hasta que comenzaron las visitas de Neil a la casa de los padres de la joven, que respondía al nombre de Janeth Shearon.

Su relación continuó con normalidad, mientras Neil Armstrong tuvo que irse a un Centro de la Nasa en Cleveland donde trabajó en el Lewis Flight Propulsión Laboratory, y unos meses después contrajeron nupcias en el año 1958 y seguidamente tuvieron dos hijos, cuyos nombres fueron Erick y Karen. Esta última, luego de un año de nacida comenzó a presentar ciertos problemas de salud.

Posterior a rigurosos exámenes médicos, se le diagnosticó un tumor cerebral. En ese momento iniciaron una serie de tratamientos e intervenciones quirúrgicas pero la niña no resistió y murió al cabo de dos años. Neil, su esposa y el pequeño Eric continuaron su vida tratando de superar el dolor de la pérdida que causó el doloroso acontecimiento.

Ya pasados casi unos veinte años de casados, los esposos comenzaron a presentar algunos inconvenientes como pareja, poca comunicación, peleas, discusiones y separaciones esporádicas. En ese momento Janeth lamentó haber interrumpido sus estudios por el matrimonio con Neil, porque se sentía agobiada con los problemas que venían presentando.

Algunos artículos de la prensa amarillista en ciertas ocasiones se inmiscuía en la intimidad de la pareja tratando de escudriñar algunos datos que no podían obtener de forma directa por la misma personalidad de Neil Armstrong que fijó desde su juventud de ser poco conversador, e inclusive un tanto retraído.

En cierta ocasión, argumentaron que Neil se pasaba de tragos por la misma situación de su familia que lo aturdía por perder el control tanto por los desmanes de lo que implicaba ser un hombre destacado en sus estudios, y por poseer tantas menciones honoríficas cuando estuvo en la Armada y le tocó volar aviones de reacción o ser escolta en la Guerra de Corea.

Ya para el año 1958, a Fuerza Aérea de los Estados Unidos se encontraba en la misión para buscar voluntarios y personal destacado en el área de la aeronáutica para que formaran parte de lo que ya empezaba a cocinarse en los pasillos de la Nasa, con el apoyo del gobierno que en ese entonces se encontraba el presidente Jhon F Kenedy.

LEER  Alan Turing: Enigma

Armstrong había quedado seleccionado en este primer paso, y posteriormente para 1960 la Nasa vuelve a solicitar pilosos asesores para el Boeing 20X, que era una nave espacial que se encontraba en perfeccionamiento para el cumplimiento de la misión que se tenía en planes.

Posterior a eso, el protagonista de esta historia quedó seleccionado en el grupo de los siete ingenieros pilotos que requería la misión de este programa espacial, que se vislumbraba un éxito de concretarse la idea.

Pero antes, de igual forma nació una idea que llamaron programa Apolo en 1960 que fue impulsado por el mencionado presidente de los Estados Unidos, y que tenía como ambiciosa meta de llevar al hombre a la luna, por lo que Neil Armstrong fue seleccionado entre los muchos voluntarios para convertirse en Astronauta de la Nasa y recibir la preparación respectiva que consistía en exhaustivos exámenes y prácticas. (Ver artículo: Astronauta.)

Entre las prácticas y las actividades a las que fueron sometidos los voluntarios, estuvieron algunas pruebas de carácter tan fuerte y se exigencia, que inclusive muchos de los aspirantes, que se suponía estaban aptos para tales exposiciones, se sintieron débiles para continuar hasta el final. Este tipo de acciones que correspondían a dicho programa de preparación eran catalogadas inclusive como extremas y dolorosas.

Los preparadores y especialistas no daban razón aparente del por qué el extremo de las pruebas, sin embargo, los aspirantes sabían que para el proyecto tan ambicioso que tenían con Apoyo que era exponerse en el espacio exterior y cumplir misiones fuera de la atmósfera de la Tierra, era pertinente a lo que se exponían.

Apolo era un programa espacial estadounidense cuyo objetivo era llevar el hombre a la Luna. El proyecto, hecho público por la NASA en 1960, fue rechazado en un primer momento por la administración de Eisenhower, el presidente número 34 de los Estado Unidos. Posteriormente, Kennedy lo aceptó en 1961 como un símbolo de su presidencia. En 1966 comenzaron las primeras pruebas, como por ejemplo desde Apolo I hasta VI.

En 1968 se produjo el primer vuelo tripulado con Apolo VII y ese mismo año, durante la misión siguiente el primer vuelo circunlunar. Finalmente, el módulo lunar del Apolo XI, tripulado por Neil Armstrong y Edwin Aldrin, alunizó  en el Mar de la Tranquilidad el 20 de julio de 1969.

En los seis años siguientes se realizaron otras diez misiones, seis destinadas a completar el proyecto lunar, tres para el proyecto Skylab y el destinado al encuentro Apolo Soyuz en 1975.

En los registros de la situación de Neil en los preámbulos para emprender la salida rumbo a la Luna, las mediciones de las pulsaciones le llegaron a los 110. Sin duda alguna, el nerviosismo invadió a ambos pilotos que se disponían a ucnpoli la misión más importante de sus vidas encomendadas por la Nasa, que obviamente estaban a la altura de ejecutarla, pero como ser humano igual sus emociones afloraron.

En este proyecto estuvo inmerso Neil Armstrong, quien hasta los últimos días de su vida disfrutó de la secuela que corresponde a la fama que se generó por ser el primer hombre en la luna. Sin embargo, en esta parte de su vida, luego de llevar y responder a las cientos de preguntas, asistir a los muchos programas radiales y televisivos y ser parte de campañas publicitarias, también Neil estuvo rodeado del toque negativo por la duda del viaje.

A Neil Armstrong lo señalaron de impostor o cómplice de la supuesta mentira que para muchos representó el viaje a la luna, por las muchas incoherencias tanto en las fotografías como en el mismo video, que al momento era transmitido vía satélite y que millones de personas fueron espectadores de este logro para la humanidad.

Entre las muchas razones por lo que lo tildaban de mentiroso o de formar parte de un viaje falso a la luna, fue por mantener silencio en muchos de los cuestionamientos al respecto. En una oportunidad inclusive, en un video, una persona lo asedió de forma brusca con la intención de que Neil colocara su mano sobre una supuesta biblia y jurara que había estado en la luna.

LEER  John Davison Rockefeller

Muchos argumentos intentan respaldar tales acusaciones, e inclusive detallan cada episodio del recorrido de Neil Armstrong en la superficie de la luna, esperando de alguna manera un pronunciamiento al respecto, pero esto nunca ocurrió. Por ejemplo, señalan que en la superficie de la luna no hay viento, y la bandera que colocó Neil en varias fotografías pareciera estar ondeando.
Otro aspecto que han desarrollado es la luminosidad que tienen los dos astronautas en el enfoque, cuyo escenario pareciera ser en un galpón de grabación con reflectores de un lado que hacen las sombras que se ven en las gráficas.

Según las estadísticas realizadas por muchos diarios de circulación nacional en los Estados Unidos, un 11 % de los ciudadanos cree mentira tal viaje de Neil Armstron a la luna. Tal cifra se ha extendido por muchos países. Este evento fue televisado, es decir, el mundo entero fue testigo de lo que ocurrió.

Explican las declaraciones de periodistas y escritores que se aferraban a la idea de la supuesta mentira del viaje a la luna, que en aquel tiempo los equipos de grabación de la Nasa no eran compatibles con los de la tv, por lo que las imágenes tuvieron que ser reproducidas en un monitor que a su vez fue filmado por las cámaras de televisión.

Desde ese entonces los rumores de que todo fue un engaño comenzaron a fluir, obviamente afectado a Neil Armstrong. Partidarios de la teoría de la conspiración, aseguran que hay varias pruebas que desmienten el alunizaje. Como por ejemplo las fotografías con incongruencias, un cielo oscuro sin estrellas o que no había un cráter o un hundido significativo bajo la nave espacial.

Otro de los argumentos que respaldaban el hecho de esta mentira, era que la Nasa no contaba con la tecnología en aquella década para llegar a la luna. Tales argumentos han sido justificados, pero hay algo más que pone en duda lo que cuenta la historia y es que hubo un anuncio de que la Nasa eliminó todas las grabaciones originales del alunizaje.

Dichas imágenes desaparecieron, más de 700 cajas de las transmisiones originales del Apolo once, es decir, el material completo sobre todo lo que había sucedido. Aseguraron que no se perdieron, sino que no los han ubicado, y que siguen investigando distintas situaciones.

Otro portavoz de la Nasa aseguró que de encontrarse las cintas, no servirían de nada por el desgaste de los años.

Pero luego de muchos años de haber permanecido activo como piloto y haber superado los 200 vuelos en distintos tipos de aeronaves y de haber accedido a las invitaciones de muchos representantes de la política, Neil Armstrong en 1970 aceptó la propuesta de ser parte del equipo de vice administración de uno de los departamentos más importantes en la Nasa en la división de aueronáitica.

Allí elaboró y dirigió trabajos relacionado con ese tema de la aeronáutica por mucho tiempo, ganándose el respecto por su investidura, para después, al año siguiente alejarse de estas oficinas e incursionar como profesor de la cátedra de Aeroespacial en la universidad de Cincinatti.

Posteriormente fue presidente de varias empresas relacionadas al ramo de la computación, tecnología avanzada, ingenierias de varios tipos, como por ejemplo, por mencionar algunas, Cincinatti Gas and Electric Co., RMI Titanium Company, Ail Sistemes,  entre otras cosas.  También estuvo al frente de varios cuerpos de paz y volvió a enfilarse en los grupos de Boy Scouts.

En el año 2012 llegó la noticia que conmocionó al mundo, estremeció las fibras más sensibles de cualquier individuo en este planeta tierra; la muerte de Neil Armstrong. Los acontecimientos dolorosos comenzaron a aparecer los primeros días del mes de agosto de este año, cuando el piloto, ingeniero y héroe comenzó a presentar algunas molestias que lo descompensaban.

Fue internado en una clínica de Cincinatti para algunas evaluaciones y presentó complicaciones con un bypass coronario, por obstrucción en sus arterias. Sin duda alguna, un grupo de los mejores médicos de varios condados cercanos se prestaron voluntariamente para poner atención al caso y darle el mayor de los apoyos a esta eminencia de la ciencia y la Astronomía.

Sin embargo, la situación no mejoró, y al cabo de unas semanas, exactamente el 25 de agosto fallece. Sin duda alguna su familia quedó consternada, amigos, vecinos y el mundo lloraron su partida. De inmediato comenzaron los honores en cada plaza, en cada ciudad, en cada escuela, en cada universidad,  para elevar plegarias al cielo y pedir por su gloria y paz eterna, para este hombre considerado un líder en muchos aspectos.

Cuando se dio a conocer la muerte del astronauta, la Casa blanca difundió un comunicado señalando que Armstrong estaba entre los más grandes héroes estadounidenses de todos los tiempos. Así mismo su familia también emitió un comunicado en que lo describían  como un líder del suelo estadounidense que se desempeñó en su nación con orgullo, como piloto de guerra, de pruebas y astronautas.

Sus restos fueron cremados y sus cenizas esparcidas en el mar de oceano atr}lantico durante una ceremonia celebrada a bordo de un crucero de la armada estadounidense.