Cáncer de Colon

Salud
Cáncer de Colon

El Cáncer de Colon es uno de los más prevalentes a nivel mundial; ocupa el tercer lugar de cánceres que se diagnostican con mayor frecuencia. Se estima que durante 1992 se presentaron en Estados Unidos casi 155,000 nuevos casos de cáncer de colon (110,000 de colon y 45,000 de recto) con una mortalidad por la enfermedad aproximada de 58,300 pacientes.

Por ese motivo, cada 31 de marzo, se celebra el Día de la Prevención contra el Cáncer de Colon donde se invita a sensibilizar y concienciar sobre éste.

Es de suma importancia conocer acerca de este padecimiento que afecta al colon debido a que este es muy frecuente hoy en día.

El colon es una parte del sistema gastrointestinal, también se lo conoce como intestino grueso, mide entre 1 y 1,5 metros; está constituido por 4 secciones:

  1. Colon ascendente
  2. Colon transversal
  3. Colon descendente
  4. Colon sigmoideo que conecta con recto y ano

La función principal de éste es la absorción de vitaminas, nutrientes y agua además de la formación de la materia fecal para ser expulsada por el ano.

¿Qué es el Cáncer de Colon?

El Cáncer de Colon es el crecimiento de un tumor maligno que afecta al tramo del intestino conocido también como intestino grueso. Este tramo comprende desde el final del intestino delgado hasta el inicio del recto. En ocasiones, el cáncer de colon afecta también a la zona rectal y se habla de esta enfermedad como cáncer colorrectal. El Cáncer de Colon se produce cuando las células del colon o recto crecen y se multiplican sin control, dañando al tejido circundante e interfiriendo en la función normal del colon o recto.

Aunque el cáncer de colon afecta a ambos sexos por igual, el cáncer de recto es más frecuente en los varones. Cuando los cánceres de colon y recto se detectan precozmente, hay casi un 90% de posibilidades de curación.

Factores del Cáncer de Colón.

Pese a los estudios que se han realizado sobre el cáncer de colon, no existe una causa específica por la que las personas padezcan esta enfermedad, sin embargo, existen varios factores de riesgo los cuales aumentan la probabilidad de padecer este tipo de cáncer. Entre los más importantes están:

  • Las personas mayores de 50 años ya que el cáncer es más común en este rango de edad incluso se estima que la mayoría de los casos son diagnosticados a los 72 años
  • Predisposición familiar, es decir, si en familia alguien padece cáncer de colon o murió a causa de eso, la probabilidad de presentar cáncer es más posible
  • Síndromes hereditarios como el de Lynch, el cual está ligado al gen MLH1, Síndrome de Turcot, Síndrome de Peutz-Jeghers ligado a la mutación del gen STK11, e incluso poliposis adenomatosa familiar la cual es muy rara, no obstante, el padecimiento de estos síndromes incrementa la posibilidad de padecer cáncer de colon.

De la misma manera es esencial tomar en cuenta los antecedentes personales del paciente cuando éste ha padecido enfermedades inflamatorias del intestino tales como Enfermedad de Crohn o incluso colitis ulcerosa los riesgos aumentan, asimismo hay que poner en relevancia a la preexistencia de pólipos colorectales o incluso cáncer de colorectal al igual que anteriores acrecienta la contingencia de sufrir cáncer. Del mismo modo hay que tomar en consideración los pólipos, que son tumores que se encuentran en la pared del colon; en su mayoría son diagnosticados a personas mayores de 50 años.

Hábitos peligrosos

Ahora bien, hay que poner en consideración que existen factores de riesgo, los que se pueden corregir debido a que son parte de nuestro estilo de vida, por ejemplo: dieta rica en grasa, carne roja, comida procesada y baja en fibra incrementa la posibilidad de adquirir cáncer de colon, incluso la falta de ejercicio físico, el tabaquismo y el consumo excesivo de alcohol son factores importantes los que ayudan a la generación a largo plazo esta mortal enfermedad.

Signos y Síntomas del Cáncer de Colon.

Los signos y síntomas de cáncer colorrectal son variables e inespecíficos. La presencia de síntomas notables o la forma en que se manifiesta depende un poco del sitio del tumor y la extensión de la enfermedad.

Podemos fijarnos en varios síntomas iniciales que indican un cambio en la pared del colon.

  • Cambio de ritmo de las deposiciones: presentar diarrea o estreñimiento no habituales.
  • Cambio de calibre de las heces: heces en forma de cinta, por ejemplo.

Otros síntomas frecuentes en el cáncer de colon son:

  • Anemia crónica por pérdida de sangre oculta en heces.
  • Pérdida de sangre más ostensible: más en el caso del cáncer de localización colorrectal. Esta sangre visible puede ser oscura o roja.
  • Sensación de no haber terminado la deposición.
  • Molestias abdominales más inespecíficas.
  • Cansancio significativo y pérdida de peso: suelen darse en fases más avanzadas de la enfermedad.

Diagnóstico del Cáncer de Colón

El diagnóstico precoz del cáncer de colon es muy importante, ya que si se detecta en las primeras fases, cuando todavía no presenta síntomas, hay más probabilidades de superar un tipo de tumor en el que las tasas de curación son altas.

El diagnóstico se basa en la combinación habitualmente ordenada de una serie de pruebas que permitan finalmente la toma de muestras y su estudio anatomopatológico:

  • Test de sangre oculta en las heces: sirve para averiguar si hay sangre en las heces y que no se ve a simple vista. Si sale positivo, es signo de que puede existir algún sangrado en el tubo digestivo, por lo que hay que continuar haciendo más exploraciones.
  • Exploración física: de ella cabe destacar la utilidad del tacto rectal, que el médico realizará para descartar la presencia de anomalías físicas, bultos o dolor en el recto, si bien otras zonas del colon serán difícilmente accesibles.
  • Enema de bario con doble contraste: es un tipo de radiografía, centrada en el colon y el recto, que se toma después de que al paciente se le haya aplicado un enema con una sustancia que permite delimitar la forma de la pared interna del colon.
  • Colonoscopia: ante sospecha clínica o de cribado por sangre oculta en heces, o bien como parte de la vigilancia indicada por los antecedentes, sirve para observar el interior del tubo digestivo a través de un tubo que se introduce por el recto y tomar muestras del tejido o de las lesiones sospechosas (biopsia) para luego analizarlas. Constituye la prueba más definitiva y siempre que esté disponible, disminuye la realización de estudios radiográficos que pueden resultar no concluyentes u obligar posteriormente a la realización de esta prueba.

Tipos de Cáncer de Colon:

  1. Adenocarcinoma. El adenocarcinoma tiene su origen en las células mucosas que recubren y lubrican el tracto intestinal, y suele desarrollarse a partir de un pólipo en principio benignos. Existen dos subtipos:
  2. Tumor carcinoide. Se origina en las células neuroendocrinas, que están implicadas en la producción de algunos tipos de hormonas. Apenas representa el 1% de todos los tumores colorrectales.
  3. Linfoma primario colorrectal. Linfoma no Hodgkin que afecta a los linfocitos, un tipo de glóbulo blanco que se encuentra en el sistema linfático y que ayuda a combatir las infecciones. Los linfomas pueden originarse en muchas partes del cuerpo, incluido el colon y el recto, y suele ser más frecuentes en hombres que en mujeres.
  4. Tumor de estroma gastrointestinal. Conocidos como GIST, se originan en unas células que recubren el tracto intestinal llamadas células intersticiales de Cajal. Llevan el nombre de su descubridor, el médico y Premio Nobel de Medicina español Santiago Ramón y Cajal. Después del estómago y del intestino delgado, el recto es la tercera localización más frecuente de este tipo de tumor.
  5. Leiomiosarcoma de colon. Se origina en las células del músculo liso de la pared intestinal. Es un tipo de tumor muy poco frecuente, que apenas supone el 0,1 % de todos los tumores colorrectales.

Las células tumorales que se encuentran en el colon o el recto pueden diseminarse a otras partes del cuerpo por el torrente sanguíneo o el sistema linfático, formando nuevas masas tumorales. Lo habitual es que la metástasis se produzca en el hígado. Pero ¿por qué se le llama cáncer de colon si se desarrolla en otro órgano? Esto se debe a que el origen de las células tumorales está en el colon o el recto, por lo que se le denomina cáncer colorrectal metastásico.

Tratamiento del Cáncer de Colon.

El tratamiento cuando ya se ha diagnosticado el cáncer de colon se dirige a eliminar todo el tejido canceroso mediante cirugía, si bien y dependiendo de su grado de evolución esta operación tendrá una finalidad curativa en sí misma, podrá necesitar de otros tratamientos añadidos e incluso, en casos avanzados, solo constituirá un tratamiento paliativo. De ahí que la identificación precoz sea especialmente relevante.

En los casos en que la cirugía no puede asegurar la eliminación total del tejido canceroso y de los ganglios afectados o de las metástasis a distancia, el tratamiento puede incluir en algunas ocasiones quimioterapia y/o radioterapia.

Consejos para la prevención del Cáncer de Colon

  1. Evita el estreñimiento.
  2. Cuida tu dieta.
  3. Reduce el consumo de alcohol y evita el tabaco.
  4. Realiza ejercicio físico regular.
  5.  Presta atención a tus deposiciones.
  6. Con la edad, realízate revisiones periódicas.
  7. La herencia genética, un factor de riesgo.
  8. Si existen antecedentes, necesitarás y mayor seguimiento
  9. Vigila tu colon si sufres de estómago.
  10. La detección precoz es posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *