Enfermedad Celiaca o Celiaquia Intolerancia al Gluten

Salud
Enfermedad Celiaca

La Enfermedad Celiaca es una alteración digestiva, que presenta una intolerancia definitiva al gluten que provoca, en personas propensas genéticamente, puede tener lesión severa a nivel de la mucosa del intestino delgado, causando una inmovilidad de las vellosidades intestinales, lo que ocasiona una incorrecta absorción de los nutrientes de los alimentos como (vitaminas, proteínas, grasas, hidratos de carbono y sales minerales).

El gluten es una proteína que se halla en la semilla de ciertos cereales como: la malta,  trigo, cebada, centeno, triticale (híbrido de trigo y centeno) la espelta es una variedad del trigo y tal vez avena.

Esta enfermedad celiaca puede surgir durante los primeros meses de vida, cerca de los 6 a 12 meses durante la ablactación, (cuando se inicia el consumo de alimentos distintos a la leche). Cuando esto llega a ocurrir se debe interrumpir la toma de leche, ya que con la enfermedad celíaca, puede evolucionar una intolerancia a la lactosa. La intolerancia al gluten es 5 veces más alta en los infantes que en la gente adulta.

Del mismo modo, puede aparecer en la etapa adulta cerca de los 30 y 40 años, siendo un padecimiento crónico, que cuando no es bien manejada o diagnosticada, puede resultar con muchas complicaciones llegando, inclusive, a ser mortal.

En el intestino delgado su mucosa está recubierta de vellosidades y finas protuberancias, señaladas como microvellosidades. Las cuales, se ocupan del incremento de la superficie de absorción y optimizan la captación de sustancias nutritivas. En los enfermos celíacos, de acuerdo al grado de lesión intestinal, puede notarse inmovilidad (atrofia) de las vellosidades y microvellosidades del intestino delgado.

A través de la alteración de la mucosa del intestino delgado en la absorción de las sustancias nutritivas se halla gravemente aquejada, y así colaborando a la desnutrición y las insuficiencias nutricionales.

CAUSAS LA ENFERMEDAD CELIACA

Las autoridades médicas e investigadores no conocen justamente qué causa la enfermedad celiaca. Pero es más frecuente en individuos que:

  • Sufrir un desorden genético como es el síndrome de Down o (el síndrome de Turner solo aqueja al sexo femenino como resultado de la falta parcial o total del cromosoma X).
  • Los que tienen antecedentes familiares con enfermedad celiaca. Si un integrante de la familia la padece, alrededor de uno de cada diez integrantes de la familia posiblemente la sufrirán.
  • El padecer una enfermedad autoinmune. Esto podría añadir artritis reumatoide, diabetes tipo 1, enfermedad tiroidea o hepática autoinmune, (síndrome de Sjogren perturbación del sistema inmunológico señalado por la sequedad de los ojos y la boca) o (enfermedad de Addison alteración en el que las glándulas suprarrenales no crean suficientes hormonas).  

Si sufres de esta enfermedad, seguramente no lo distinguirás pronto. Puedes padecer este trastorno sin sentirse afectado. Pero, algún factor puede desencadenar el padecimiento. Esto podría ser un estado de estrés grave, un cuadre infeccioso, lesiones físicas, parto o una cirugía.

MANIFESTACIONES CLINICAS DE ENFERMEDAD CELIACA

Hay síntomas de este padecimiento que pueden seguir de forma silenciosa durante años.

El tiempo que dura desde que inicia el contacto con el gluten y la llegada de síntomas es incierta entre cada uno de los pacientes. También, los síntomas de la enfermedad celíaca y el instante en que surgen pueden variar notablemente de persona a persona. Así hay formas tempranas que principian en la infancia con síntomas antes de los nueve meses de edad tras consumir el gluten. Otras formas más tardías se presentan en niños de más de dos años o en la etapa adulta. Los individuos asintomáticos corren mayor riesgo de padecer las complicaciones de este trastorno por lo cual se tienen que tratar de igual forma. Entre los síntomas más usuales serian:

  • Diarrea y estreñimiento, dolor y distensión abdominal (Síndrome del colon irritable).
  • La falta de apetito y  pérdida de peso.
  • Vómitos.
  • Irritabilidad.
  • Disminución de peso y crecimiento en niños y bebés.
  • Anemia.
  • La disminución de masa muscular.

Por la falta de nutrientes por la mala absorción ocasionada por la inmovilidad (atrofia) de las vellosidades pueden surgir otros síntomas seguidos como:

  • Trastornos del crecimiento y raquitismo.
  • Cambios del esmalte dental.
  • Fracturas espontáneas.
  • Eccema cutáneo,
  • Osteoporosis. Artritis.
  • Pérdida del cabello.
  • Trastornos en la menstruación.
  • Esterilidad.
  • Anemia y calambres musculares.
  • Estados de ansiedad y depresión.

Por otra parte, hay una serie de enfermedades relacionadas, esto es, que se manifiestan con mayor repetición en afectados con la enfermedad celiaca como son:

  • La dermatitis herpetiforme (salpullido crónico de la piel que provoca excesiva picazón y está creado por protuberancias y ampollas).
  • Enfermedades hepáticas.
  • Intolerancia a la lactosa.
  • Síndrome de Down.
  • Enfermedades autoinmunes (la psoriasis, diabetes mellitus tipo I, el vitíligo,  enfermedades tiroideas).

Las complicaciones más peligrosas relacionadas si la enfermedad no es tratada es el surgimiento de cánceres en el tracto digestivo y cánceres hematológicos (linfomas).

EL DIAGNOSTICO DE LA ENFERMEDAD CELIACA

Dado que los síntomas de la enfermedad pueden asemejarse a los de otros padecimientos digestivos como: la diverticulosis, la enfermedad de Crohn, el síndrome del colon irritable, la colitis ulcerativa y las infecciones intestinales, puede ser compleja para poder  diagnosticarla.

Su médico especialista le realizara un examen físico y una serie de preguntas de su historial médico completo, los procedimientos en los que se apoyara para diagnosticar la enfermedad celíaca pueden ser: 

  • Examen general de sangre: Este análisis puede mostrar algunas variaciones como: déficits de vitaminas, anemia por falta de hierro, alteraciones en el colesterol etc., que pueden sugerir un trastorno en la función del intestino.
  • Marcadores en sangre de la enfermedad celíaca: Aparecen en la sangre una serie de registros (exámenes alterados) de la enfermedad celíaca. Los más sabidos y utilizados son los (anticuerpos antigliadina y los anticuerpos antiendomisio). Asimismo son empleados los (anticuerpos antirreticulina) y más actualmente, los (anticuerpos antitisulares antitransglutaminasas tisular (AtTg). Sin embargo las particularidades son distintas para cada uno de ellos, normalmente, permiten hallar una gran cantidad de probables casos de enfermedad celíaca. Son valiosos para la vigilancia de la enfermedad celiaca, ya que se regularizan sucesivamente cuando se emprende el tratamiento, y vuelven a aumentar sí se consume el gluten nuevamente. Pero, no descubren todos los casos de enfermedad celíaca y también, pueden incrementarse en otras enfermedades. Por lo cual, para determinar el diagnóstico de enfermedad celíaca, es necesario practicar una biopsia intestinal.
  • Biopsia: Para su diagnóstico de la enfermedad celíaca, el médico especialista puede extraer una parte pequeña de tejido del intestino delgado, para confirmar si existe cierto daño en las vellosidades. En el procedimiento, el médico emplea un tubo delgado y largo, nombrado endoscopio, que coloca a través de la boca y el estómago y al intestino delgado. Inmediatamente se obtiene una muestra de tejido usando los instrumentos que se van a través del endoscopio. La biopsia intestinal debe efectuarse siempre que se conjeture en la enfermedad celíaca y antes de excluir el gluten de la alimentación. La biopsia expondrá de manifiesto la inmovilidad (atrofia) de las vellosidades del intestino.

TRATAMIENTO DE LA ENFERMEDAD CELIACA O CELIAQUÍA

Esta enfermedad celiaca es peligrosa. Por fortuna, se puede regular la enfermedad si sostiene una alimentación libre de gluten. Al cumplir esto, puede restablecer el daño producido por la celiaquía. Se notará mejor. Se puede apoyar con personal calificado para su tratamiento.

  1. Alimentos sin gluten: Vegetales, frutas, hortalizas, tubérculos, huevos, leche y derivados como: (mantequillas, yogures, requesón, quesos y quesos de untar sin sabores), embutidos como: (cecina, jamón serrano y jamón cocido de excelente calidad), aceites, frutos secos crudos, café, arroz, maíz, tapioca, azúcar, miel, tés, refrescos (de cola, limón y naranja), vinos y bebidas espumosas, sal, vinagre de vino y especias, carne fresca (congelada y en conserva al natural), pescado y marisco fresco (congelado y en conserva al natural o en aceite).
  1. Alimentos con gluten: Cebada, centeno, trigo, higos secos, pan y derivados, bolillos, pasteles, productos de repostería, tartas, galletas, bizcochos, pasta alimenticia (fideos, macarrones, tallarines, espaguetis etc.), obleas, productos elaborados que tenga en su mezcla cualquiera de las harinas ya señaladas en cualquiera de sus aspectos (fécula, proteína, almidón o fécula), cerveza y bebidas destiladas o fermentadas a partir de cereales (como el vodka o el whisky).
  • La avena: A causa de estos inconvenientes, constantemente se indica a un paciente con esta enfermedad que la avena no puede comerse para impedir el consumo de avena contaminada con gluten y se cause la lesión intestinal. El inconveniente es que en ocasiones los cultivos de avena está aledaño con los cultivos de trigo y se contamina. Además sucede que ocasionalmente la avena se recolecta junto con el trigo y se contamina con el gluten.
  • Estos alimentos se deben consumir lo menos posible: Dulces, sustituto del chocolate y el café, embutidos (salchichas, moronga, chorizo, mortadela, etc.), frutos secos tostados o fritos, patés, salsas, condimentos, colorantes alimentarios, helados, bebidas de máquina, conservas de carne, conservas de pescado en salsa, hamburguesas ya elaboradas, albóndigas ya elaboradas, quesos de untar con sabores, quesos fundidos, quesos especiales para pizza.
  • Tener extremo cuidado en el contenido de las etiquetas: Como se ha mencionado, para manejar una alimentación completamente libre de gluten, al mismo tiempo, de conocer bien los alimentos que lo incluyen, es obligatorio leer el etiquetado de cualquier artículo enlatado que se lleguen a consumir. La industria está comprometida a tener información explícita sobre el contenido de gluten en sus productos, de forma que se puede observar (sin gluten) o que tenga el símbolo de la espiga barrada (tachada) dentro de un círculo, por ejemplo.
  • Una dieta proporcionada: En definitiva, hay que tener muy presente que cuando se lleva a cabo una dieta prohibitiva en algún grupo de alimentos se debe tener en cuenta en cerciorarse que se lleva una dieta equilibrada, completa y saludable.  Los individuos con esta enfermedad celíaca disminuyen mucho su ingesta de alimentos harinosos al excluir los cereales y sus derivados. Se tiene que  lograr sustituirlos por otras harinas y otros derivados sin gluten como: maíz, arroz o patata (y otros tubérculos). Porque sería probable que la ingesta energética sea excesivamente baja.

Esta enfermedad celiaca no se puede prevenir, generalmente el sostener una calidad de vida y salud deriva del grado de conocimiento sobre este trastorno y cómo el ambiente que los rodea, familia y amigos, deseen ayudar para impedir contaminaciones cruzadas. Como serían las guías de asociaciones de los alimentos libres de gluten, sugerencias en la vida diaria y principalmente, el llevar una alimentación libre de gluten son imprescindibles para prevenir las complicaciones de este padecimiento y aprehender  a llevar una vida habitual.

El Contenido de esta página es TOTALMENTE INFORMATIVA, de ninguna manera pretende sustituir las recomendaciones y asesoramiento de su medico o especialista.

Curar Gastritis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *