José Justo Corro

José Justo Corro quien fue un abogado y político, fiel partícipe del partido liberal, quien también fue presidente de México en el periodo 1836 a 1836, su periodo fue corto y más adelante veremos a qué se debió su corta trayectoria.

José Justo Corro nació un 19  de julio de 1794 en la ciudad de Guadalajara, sus padres le dieron el nombre de José Justo Corro, hijo de José Antonio Corro Escandón y Maria Josefa Silvia Noroña.

En su juventud pudo estudiar la carrera en Leyes, que más tarde puso en práctica en la Ciudad de México, no obstante fue hasta los 30 años que pudo enfilarse dentro del congreso como diputado constituyente en el año de 1824, algunos de los cargos que ocupó antes de ser Presidente y más importantes son los siguientes:

  1. Fue Gobernador de Jalisco e ingreso al cargo un 22 de Septiembre de 1828 y culminó el 1 de mayo de 1929.
  2. También ocupó un papel importante dentro de la Suprema Corte como Magistrado.
  3. Fungió el papel como Secretario de Justicia
  4. Intervino en los Negocios Eclesiásticos en 1835
  5. Ingreso a la presidencia como Presidente interino debido a la enfermedad sorpresiva del Presidente Miguel Barragán, quien mas tarde murio, por tal motivo el congreso colocó a José Justo Corro por el periodo restante el cual se daba por terminado el 19 de abril de 1837.

José Justo Corro dentro del Poder

 Al momento en el que debió ocuparse de la presidencia, el abogado José Justo Corro recibió la noticia de la aprehensión de Santa Anna, al estar dentro de poder trató de implementar un plan en el que se le pudiera ayudar en cuanto a su liberación pues se encontraba prisionero en Texas.

El propósito de Corro era poder seguir con los siguientes pasos para la guerra y de este modo someter a todas la revueltas que se encontraban en la ciudad, lastimosamente sus objetivos políticos, estuvieron muy mal planteados y no le dieron los resultados que pretende, por tanto ocasionó que nuevamente tomaron fuerza las rebeliones y crecieran las malas opiniones de la sociedad para el gobierno de México.

Algunas de las características en su carácter ocasionaron cierta decepción pues mas bien puedo pensar que se le determinaron como debilidades para estar en un cargo tan importante pues no le aportaba mucho al país,que fueron más bien debilidades para José Justo Corro:

  •  Se le relacionaba con opiniones y decisiones poco energéticas, le hacía falta carácter y determinación a la hora de realizar alguna petición, por lo que algunos de sus subordinados, poco a poco comenzaron a imponerse ante él.
  • Se consideraba una persona tímida, en varias ocasiones se le tenía que incitar a hablar en público o participar en algunos eventos sociales.
  • El procedimiento de su política fue inconstante, pues no se podía determinar qué rumbo quiere tomar en cuanto a la dirección del país.
  • Por otra parte había mucha incertidumbre en el país y el rumbo que tomaría ,pues no tenía un plan fijo para darle seguimiento a los planes que ya se consideraban establecidos o se tenía conocimiento públicamente a esto se le unía el hecho de no tener iniciativa para poder solucionar los problemas entorno a la rebelión.

El Congreso dio a conocer algunas de las Leyes que se sujetaban a la estructura centralista, por otra parte las relaciones exteriores se estaban deteriorando debidos a los problemas con Francia, y en nuestro territorio había también problemas independentistas que involucraron perder a Texas debidos a su separación del país, que a su vez estaba apoyados por los Americanos.

A pesar de su mala racha dentro del gobierno, en Junio de 1836 solicitó un crédito financiero, que le fue otorgado con una cantidad de la cual no se tienen registros, únicamente se tiene la mención de un préstamo para José Justo Corro; para el siguiente año a finales de marzo llegó la noticia al presidente de  un barco de guerra francés navegaba por las aguas cubanas el “Didon”,  se encontraba tripulado bajo el mando del almirante Boutonier, venía con la encomienda de realizar algunas protestas al gobierno mexicano y amenazaba que de nos ser resueltas inmediatamente, esto ocasionará la ruptura de la relación entre Cuba y México.

Aportación Importante

Al llegar el almirante José Justo Corro puedo negociar con el, y esta se considero una de sus aportaciones más importantes en su mandato, pues logró que la Santa Sede reconociera la independencia de México, esto fue debido a que la situación de la hacienda pública se encontraba en malas condiciones, pues el gobierno tenía deudas por todos lados, no solo con las tropas militares, si no también había una sociedad en constante conflicto y desconfiada en cuanto a las decisiones del gobierno.

Utilizó su astucia como abogado y conocimiento de las leyes para lograr que se iniciara un convenio, así que al aceptar estos términos el Clero resolvió algunos asuntos para poder tener de vuelta gran influencia en el país.

No obstante para poder lograr esto tuvo que realizar algunos movimientos financieros de dejaron una clara crisis en el país, pues el Presidente José Justo Corro tuvo que reducir el valor de la moneda a la mitad, la cual en aquel entonces estaba hecha de cobre únicamente.

Constitución de las 7 Leyes

Dentro de algunas de sus aportaciones de José Justo Corro también pudo realizar la Constitución de las 7 leyes, la cual sería el primer paso para crear la nueva constitución en 1824.

Como sabemos aquella constitución fue establecida por los centralistas y mayormente por ideas conservadoras, pues esta carta magna fue establecida principalmente por Lucas Alamán.

Las nuevas leyes fueron determinantes para poder eliminar el sistema federal y  causa de ello se pudo posicionar una forma de Gobierno Republicano Centralista. Estas nuevas leyes eliminaron los votos universales, y lo decreto único para aquellas personas que supieran leer y escribir.

Las características de aquel tipo de gobierno eran las siguientes:

  1. Poder Ejecutivo
  2. Poder Legislativo
  3. Poder Judicial
  4. Supremo Poder Conservador

Este último sería el que otorga la legitimidad a cada uno de los anteriores con la intención de limitar y establecer únicamente Leyes que se establezcan dentro del marco de ideas y de alguna manera tener control ante los legisladores y diputados.

La Religión

Para mucho José Justo Corro fue un hombre demasiado religioso, lo que le daba cierta debilidad en cuanto a la postura presidencial, pues las decisiones que merecían un mayor ímpetu se vieron siempre tomadas a la ligera y con gran humildad, habrá sido por haber ascendido al cargo por necesidad que por ganas, o simplemente su carácter era complaciente y humilde.

Muchos otros hacían saber que tal vez se debía a su falta de conocimiento militar, lo que para aquellas épocas era como un requisito para estar en el poder, pues como sabemos el país se encontraba en constante conflicto y siempre se requería de una mente estratega y con poder militante para que el ejército se mantuviera siempre a la línea, en este caso pues no se tenía ese conocimiento y posiblemente aquella característica ocasiona que algunos subordinados lo miraran con desprecio.

Tal era su fe y su religiosidad que lo primero que hizo al salir del poder fue entregarse por completo a las prácticas religiosas, este acto fue tan conocido que entre políticos le apodaban “el Santo”, pues era un político con ideas firmes y conservadoras, abogado que siempre quiso practicar la justicia y el bien común.

Con estas ideas fue que abandonó el cargo como presidente el 19 de abril de 1837, dejando la orden de realizar nuevas elecciones, a las que dieron como resultado a un nuevo presidente, fue sucedido por Anastacio Bustamante, quien despidió a el “santo” con gran desprecio pues le había devuelto a la iglesia nuevamente el poder, idea que pronto sería derrocada por la nueva presidencia.

Al abandonar su vida como político se retiró de la vida pública, se sabe que contrajo nupcias con Juana Nepomucena Fernández Ulloa un 15 de febrero de 1831 en la ciudad de Guadalajara, pero tras su abandono en la política decidió regresar a su pueblo de nacimiento, desde ese momento nadie más supo de su vida o existencia, hasta el dia de su muerte.

Falleció en Guadalajara el 18 de Diciembre de 1864 con 70 años de edad y fue sepultado en el Panteon de Belen.