Manuel Ávila Camacho

Manuel Ávila Camacho, nació el 24 de abril de 1897 y murió en el año de 1955. Es nativo del Pueblo Teziutlán, Puebla. Sus padres fueron los señores Manuel Ávila Castillo y Eufrosina Camacho Bello, tuvieron 9 hijos, y Manuel Ávila Camacho fue el tercer hijo en nacer.

Los primeros 14 años de vida de Manuel Ávila Camacho, realizó sus primeros estudios en Teziutlán, al mismo tiempo se dedicaba al comercio junto con su familia, posteriormente ingresó al ejército y se unió al maderismo, es decir, al ejército que apoyaba a Francisco I Madero.

En el año de 1914, tuvo su primer combate contra los revolucionarios que estaban al mando de Victoriano Huerta en la Sierra de Puebla, mientras sucedía todo esto, Manuel Ávila Camacho terminó los estudios en el bachillerato en la Escuela Nacional Preparatoria.

Siendo muy joven a la edad de 24 años, fue nombrado como coronel y obtuvo el cargo de Jefe de Estado Mayor de Lázaro Cárdenas, quien fuera Gobernador del Estado de Michoacán.

En el año de 1925, se casó con Soledad Orozco, con quien no tuvo hijos. Ellos se trasladaron a la Ciudad de México, en las Lomas de Chapultepec.

En el año de 1927, participó en la rebelión de los cristeros en los estados de Michoacán, Jalisco y Guanajuato.

En el año de 1929, también participó en la rebelión escobarista, quien estaba al mando el general Cárdenas. En ese momento el presidente era Álvaro Obregón, quien ascendió a Manuel Ávila Camacho como General brigadier.

En los años 1933 y 1934, Manuel Ávila Camacho, fue nombrado como oficial mayor de la Secretaría de Guerra y Marina, asignado por Pascual Ortiz Rubio y Abelardo L. Rodríguez.

En los años 1936 a 1939, obtuvo el cargo como secretario la Secretaría de Guerra y Marina en ese momento Lázaro Cárdenas era el presidente de México; llegó a su fin el conflicto contra los cristeros. Se cambió el nombre de la Secretaría, paso de ser Secretaría de Guerra y Marina como Secretaría de la Defensa Nacional.

Cuando iba a terminar su administración el presidente Lázaro Cárdenas, se empezaron a postular los candidatos para el próximo presidente. Los candidatos en ese entonces eran: Manuel Ávila Camacho y Francisco J. Múgica del Partido Nacional Revolucionario (PNR), lo que actualmente se le conoce como Partido Revolucionario Institucional; su oponente era Juan Andreu Almazán por el Partido Revolucionario de Unificación Nacional.

Fue una campaña muy complicada y difícil, se desataron varios conflictos internos del país, así como en el exterior se detonó la Segunda Guerra Mundial, en donde México fue involucrado.

El presidente Lázaro apoyó a la campaña de Manuel Ávila Camacho, porque siempre le demostró ser un militar centrado y preparado, moderado y trabajador, y comprometido por el bienestar de su país.

Aportaciones de Manuel Ávila Camacho

En el año de 1940, Manuel Ávila Camacho tomó el cargo como Presidente Constitucional de México, en su mandato se propuso disminuir la carga ideológica en los planes de estudio, combatir la burocracia y el sindicalismo radical, unir al magisterio e incrementar la participación de la educación privada., a través de una reglamentación que se incorporó al artículo 3 constitucional y la instrumentación de una escuela a la que se nombró la escuela del amor.

En el año de 1943, decretó la Ley del Seguro Social y se creó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). En el año de 1944, creó el Instituto Nacional de Cardiología.

En su administración se construyó el Hospital Infantil de México, para brindar una mejor atención médica a todos los niños del país que así lo requieran, además fue creada para realizar investigaciones científicas sobre problemas médicos y sociales de los niños.

Su interés se enfocó en homogénializar espiritualmente a los mexicanos, a través de la educación para los hombres, para que fueran trabajadores y como resultado tener un buen desarrollo económico. Durante el año 1945 pasando la Segunda Guerra Mundial se generó un nuevo orden político-económico en el mundo entero.

Antes de la administración de Manuel Ávila Camacho la educación era socialista, por lo tanto, se enfocó en transformarla a una herramienta propiciadora de la unidad de los mexicanos. Su fin, era que a través de la educación borrar las desigualdades que existían en la enseñanza dura a una enseñanza más pasiva y amorosa. Manuel Ávila Camacho para la transformación de la educación se basó en teorías pedagógicas norteamericanas y de las alemanas, teniendo en cuenta los principios de: paz, democracia y justicia. Como todo cambió, no fue fácil la etapa de transición, se generó un desequilibrio y se creó el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

El presidente Manuel Ávila Camacho, hizo muchas positivas por la educación para los mexicanos, creando diferentes instituciones y mejora como:

  • Instituto de Capacitación para maestros en servicio a través del sindicato magisterial, con la finalidad de mejorar la preparación para los maestros, para que desempeñaran un trabajo eficiente y productivo.
  • En México, habría muchos analfabetos, por lo que impulsó una intensa campaña de alfabetización, en la mayoría de las regiones del país.
  • Creó muchas escuelas públicas y privadas durante su administración, con la finalidad de aumentar los niveles educativos.
  • El Centro de Cultura Superior
  • El Colegio Nacional
  • El Seminario de Cultura Mexicana
  • La Comisión de Investigación Científica

En el año de 1942, el Presidente Ávila Camacho, firmó el acuerdo ratificado por el Congreso de la Unión, el cual permitía a los ciudadanos de México y a los ciudadanos de Estados Unidos, para formar parte de las fuerzas armadas, ya sea de uno u otro país; en ese momento se alistaron las de 15,000 mexicanos a las fuerzas armadas de Estados Unidos, así mismo, a través de este acuerdo, se aprovechó para solucionar asuntos pendientes, como solucionar las indemnizaciones a las compañías petroleras, por la expropiación de 1938, llegando a un acuerdo entre los dos países relacionado a la deuda externa del país.

También se firmaron acuerdos económicos para la producción de bienes y materias primas estratégicas, en donde Estados Unidos se compromete a vender a México toda la producción exportable de materiales para la guerra, generando un desarrollo industrial.

Gracias al interés del bienestar del país, el presidente Manuel Ávila Camacho, creó un proyecto para la construcción de carreteras y autopistas, más vías férreas en diferentes regiones del país, lo que ayudó a que se interconectaran más ciudades, ayudando a la actividad económica del país.

En el año de 1941, se creó la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, encargada de la administración y regulación de las relaciones laborales (obrero-patrón).

El presidente Manuel Ávila Camacho, hizo muchas aportaciones a nuestro país, siempre pensando en el bienestar de los mexicanos, sin embargo, en el año de 1944, sufrió un atentado por parte de Organizaciones Masónicas, en el Palacio Nacional, afortunadamente resultó ileso debido a que llevaba puesto un chaleco antibalas debajo de su traje.

En la lista de presidentes que han pasado en la Historia de México, Manuel Ávila Camacho, se caracteriza por ser uno de los mejores presidentes, porque era una persona que ayudó mucho a los mexicanos, en diferentes campos e intereses de su pueblo; fua una persona conciliadora y concluyó proyectos de anteriores administraciones. En lo personal, era cabal e íntegro, noble, pero de carácter fuer para estar frente a su cargo.

Falleció el 13 de octubre de 1955, fue sepultado en su casa de Huixquilucan, y años después sus restos fueron llevados al panteón francés, junto con los restos de su esposa Soledad Orozco.

El legado que dejó, fue un impacto importante en la vida económica y política de México, que ayudaron al crecimiento del país. Recordado para muchos como el presidente Caballero.