cáncer de próstata

El cáncer de próstata es el más asiduo en el varón, sin embargo, la probabilidad de un diagnóstico temprano ocasiona que la subsistencia sea muy alta. Se aconseja con este propósito el practicarse un examen de sangre regular a partir de los cincuenta años para medir el antígeno prostático específico. Este cáncer en sus primeras etapas es asintomático.

El 11 de junio es el (Día Mundial del Cáncer de próstata), se causa cuando las células de la próstata aumentan y se reproducen sin control, afectando el tejido próximo e obstaculizando el funcionamiento normal de la próstata. Las células logran diseminar después a otros lugares del cuerpo. Su presentación es más frecuente en hombres de edad avanzada.

La próstata y su conformación

La próstata es una glándula del tamaño (2 cm por 1.5 cm por 2 cm, y un volumen de aproximado de 20 centímetros cúbicos) con forma de una nuez ubicada frente al recto y justo debajo de la vejiga. Si bien la próstata está formada por diversos tipos de célula, aproximadamente todos los “cánceres de próstata crecen en las células glandulares”.

Las (células glandulares) de la próstata habitualmente funcionan para formar un líquido que es facilitado en la uretra durante la eyaculación. Este líquido forma parte del fluido seminal, el cual alimenta al esperma. Las traspiraciones de la próstata incrementan el pH del semen y favorecen para neutralizar la acidez del pH de la  vagina femenina.

La próstata está contornada por sangre y vasos linfáticos:

  • Parte del sistema cirulatorio son los vasos sanguíneos: Estos ofrecen oxígeno y nutrientes y eliminan los residuos de las células de la próstata.
  • Los vasos linfáticos constituyen parte de una desarrollada red señalada como el sistema linfático: Estos vasos recogen y llevan fluido y células de los tejidos del organismo.
  • Los vasos chicos se incorporan con los grandes, los vasos grandes se descargan en racimos de tejido linfático nombrados ganglios linfáticos.
  • Todos los vasos linfáticos de la próstata transportan líquido linfático a una masa de ganglios linfáticos situada en la región pélvica.

El antígeno prostático específico, es una proteína causada por las células de la glándula prostática, por lo cual las células normales como por las que no lo son. Se encuentra primordialmente en el semen, no obstante también se localiza en pequeñas cantidades en la sangre.

Las causas o factores de riesgo

Una numeración de factores de peligro que pueden beneficiar la aparición de este cáncer, y que se atañen como serían los siguientes:

  • La raza: Son personas de raza negra poseen casi el doble de suceso de cáncer de próstata que los varones de raza blanca. Esta enfermedad es menos habitual en los varones asiáticos e indígenas americanos.
  • En la edad: Los varones de 50 años o más corren un mayor peligro. La edad es el factor de peligro más acreditado.
  • Los antecedentes familiares: El peligro es mayor en caso de antecedentes familiares principalmente en padre, hermano o hijo de esta afección.
  • La obesidad: Los hombres obesos a los que se les determina cáncer de próstata tienen más posibilidades de tener un cáncer adelantado o agresivo.
  • Alimentación: Una alimentación rica en grasas en personal grasas animales, puede desarrollar el riesgo de padecer esta enfermedad. Se cree que las dietas ricas en frutas y verduras someten el riesgo.
  • Otros: Se ejecutan aún estudios para precisar si los factores como la vasectomía, la hiperplasia protática benigna, el sedentarismo, el tabaquismo, la exhibición a radiaciones, la industria del caucho, los altos niveles de la testosterona, la exposición al cadmio o los virus de transmisión sexual logren tener alguna importancia en la génesis de dicha padecimiento

La sintomatología de esta afección

Lo importante de insistir es que no se debe esperar el tener síntomas para consultar ya que cualquiera de las enfermedades de la próstata logran producir molestias, pero hay que pensar que si las molestias son causadas por un cáncer, entonces es casi indudable que el tumor ha alcanzado un volumen tal que el diagnóstico será moroso para una manejo con posibilidades de curación.

En el cáncer de próstata fundamentalmente en sus primeras etapas, a menudo no tiene ningún síntoma. Estos síntomas ordinariamente surgen a medida que el cáncer crece. Por ejemplo:

  • Dolencia cuando esta orinando.
  • Goteo después de terminar de orinar.
  • Dificultad para empezar a orinar.
  • Un chorro de orina débil.
  • La urgencia de orinar con repetición, principalmente en el transcurso de la noche.
  • Dolor con la eyaculación.
  • Pérdida de peso no planeada y/o pérdida del apetito.
  • La presencia de sangre en el semen o en la orina.
  • Complicación para alcanzar o sostener una erección.
  • Dolor o dureza en la espalda, la pelvis, las caderas y  zona superior de los muslos.

¿Cómo establecer su diagnóstico?

Un tumor en la próstata se desarrolla ampliamente las probabilidades de curación del mismo. Es importante que todos los hombres se hagan revisiones anuales, o a partir de los 45 años si se tienen los antecedentes familiares de casos de cáncer prostático. Su médico especialista (Urólogo). Le realizara una serie de preguntas de sus antecedentes familiares, de igual forma una revisión física,  los análisis de cáncer de próstata se efectúa en las siguientes pruebas como pueden ser:

Tacto rectal: Este método primordial de aproximación diagnóstica, por lo que suele aconsejarse un tacto rectal y una evaluación de marcador tumoral anual a los hombres mayores de 50 años con el fin de revelar precozmente tumores de próstata. En el tacto rectal se descubren todos los estadios salvo el estadio l, es un descubrimiento incidental. El carcinoma se muestra como un nódulo duro irregular.

   Marcadores tumorales:

  • La fosfatasa ácida prostática es un marcador determinado, cuando se eleva el cáncer suele estar ya disperso fuera de la próstata, lo que no resulta útil en el diagnóstico precoz.
  • El antígeno prostático específico es un marcador de tejido prostático es decir, cuanta más masa prostática tenga, más elevado estará y sus niveles suelen estar más desarrollados en el cáncer, pero asimismo pueden elevarse por patología benigna, por lo que si no está muy aumentado, de forma aislada no orienta hacia el cáncer.

Las pruebas de imagen

  • Tomografía axial computarizada y la resonancia magnética: se esgrimen esencialmente para valorar los ganglios y las metástasis.
  • La gammagrafía: se utiliza en la detección de metástasis óseas, y suele realizarse cuando vive la sospecha de que se hayan derivado este tipo de metástasis, si la puntuación lograda en la (escala de Gleason) es muy enaltecida y de la misma manera, lo es ya que se averigua si hay metástasis, sobre todo a la hora de trazar el método.
  • Biopsia prostática: Si hay sospecha de cáncer, ya sea por el tacto rectal por el aumento de los marcadores tumorales,  si se ha observado algún cambio en las pruebas de imagen.

Estadios o Fases

Estadio l. El tumor no es descubierto durante el tacto rectal, es contradictorio por accidente durante la cirugía o por otra razón, en ocasiones por una hiperplasia prostática benigna. No hay certeza de diseminación fuera de la próstata.

Estadio ll. El tumor implica más tejido, pero que no ha salido de la glándula esto ocasiona ser detectado por tacto rectal, o es contradictorio por biopsia, tampoco existe evidencia de diseminación fuera de la glándula.

Estadio lll. El tumor se ha diseminado afuera de la glándula a los tejidos vecinos.

Estadio lV. Este cáncer ya se ha dispersado a los nódulos linfáticos o a otros lugares del organismo.

Su tratamiento a proceder

Hay que tener en cuenta la opinión del enfermo a la hora de instituir el plan terapéutico. Esto depende del estadio en el instante del diagnóstico y del grado tumoral.

Unos de los factores que tendrá que tener en cuenta son la edad del paciente, su estado de salud general y, fundamentalmente, si sufre otros problemas de salud, hecho frecuente en los pacientes de este tumor que poseen una edad avanzada y los efectos pueden ser adversos de cada tratamiento.

Manejo terapéutico

En el estado de salud se vigila periódicamente, ya que sólo se aplica tratamiento cuando aparecen o declinan los síntomas de la enfermedad. Es uno de los procedimientos que se puede plantear en casos de tumores que se determinan en estadios iniciales y crecen lentamente, pero siempre y cuando el paciente y el médico discutan claramente las preeminencias e inconvenientes de este tipo de procedimientos.

Espera vigilante

La (“espera vigilante”) de la misma forma, puede estar mostrada para hombres de edad muy avanzada y con otros tipos de problemas de salud significativos, que amplían mucho el riesgo de cualquier procedimiento médico o quirúrgico.

  • Efectos adversos: En la (“espera vigilante”), los importantes efectos adversos son el peligro que procede no tratar tempranamente un tumor, o la consecuencia psicológica de existir con un tumor no tratado. Es preciso que el afectado entienda que siempre hay un tratamiento adecuado y que puede ser utilizado con probabilidades de logro.

La cirugía

En una forma para el cáncer de próstata localizado se le emplea con el objetivo de eliminar de toda la glándula prostática o bien la parte afectada. El médico puede elegir una técnica que evita excluir los nervios que manejen la erección. La posibilidad, sin embargo, no vive cuando el tumor es grande o está situado cerca de las terminaciones nerviosas.

El patólogo valorará si hay ganglios linfáticos con células cancerosas; en estos casos, es posible que el tumor se haya extendido a otras partes del cuerpo.

  • Los efectos adversos: En el caso de la cirugía, los importantes efectos adversos son la impotencia, que puede ser intacto, y la incontinencia urinaria. Cuando se ha extirpado totalmente la próstata, no se produce semen.

Radioterapia

Reside en tratar el cáncer con radiación ionizante, asimismo trata el tumor local y, en desiguales casos, es una alternativa a la cirugía. El método de radioterapia, ocasionalmente, dura unas semanas, con cinco sesiones de tratamiento por semana, durante unos minutos al día.

  • Los efectos adversos: En algunos casos se puede tener diarrea y dificultades urinarias. En otros, asimismo puede causar impotencia, pero el riesgo es menor que con la cirugía.

Tratamiento Hormonal

Es un método sistémico que conmueve a todo el organismo, porque puede valer para tratar el cáncer que ya se ha disperso. Para tratar el tumor después de la cirugía o la radioterapia, y para impedir que haya una recaída.

Quimioterapia

La quimioterapia no es un método habitual del cáncer de próstata. Como la mayoría de los tumores son de desarrollo lento y aparecen en varones de edad avanzada, los efectos secundarios de la quimioterapia superan habitualmente los beneficios que puede proporcionar el tratamiento.

La quimioterapia puede ser una opción en los varones con cáncer de próstata avanzado o recurrente o que no han reconocido a otros tratamientos. La (mitoxantrona y prednisona), son dos fármacos utilizados para la composición que han tenido cierto efecto para calmar el dolor y mejorar la calidad de vida de los pacientes cuyo cáncer ha calmado se ha diseminado al hueso

Algunos consejos para prevenirlo

No existe una forma de advertir completamente esta enfermedad, pero sí hay algunas acciones que puedes llevar a cabo para reducir el riesgo de sufrirla.

Después de los 50 años, las posibilidades de sufrirlo se multiplican ampliamente. Por eso, hay formas en las que puedes alejarte del cáncer de próstata.

  • Mantén un peso saludable: La obesidad es uno de los elementos de riesgo más importantes de este cáncer.
  • Comer gran variedad de frutas y verduras: Una alimentación con grandes dosis de folato, una vitamina B, ayuda a advertir este cáncer. Los alimentos que lo dominan son los espárragos, el jugo de naranja, la espinaca, los frijoles y los plátanos.
  • El practicar ejercicio constantemente: No es forzoso hacer una rutina de ejercicios muy difícil para activar el metabolismo corporal. La actividad física siempre será positiva en lucha contra el cáncer porque nos ayuda excluir las toxinas y sustancias dañinas que están en nuestro sistema.
  • El realizarse un examen de tacto rectal: Este examen, con su médico tratante será capaz de poder palpar la próstata y, en base a su firmeza y contextura, podrá detectar un bulto si es que existe o puramente desechar la posibilidad de cáncer.

Prognosis para estos pacientes

La expectativa de vida de los pacientes ancianos con esta patología puede aplazar poco de la de los varones de la misma edad sin cáncer de próstata, dependiendo de su edad y de otras patologías presentes.

Esto para muchos pacientes, es capaz de que el control local o largo plazo, o incluso la curación. Las posibilidades de curación, incluso cuando el cáncer está clínicamente localizado, dependen del grado del tumor y su estadio. Sin un tratamiento temprano, los pacientes con cáncer de alto grado y poco especial tienen un peor pronóstico.

El cáncer metastásico no tiene cura. La expectativa de vida promedio en la afección metastásica es de 1 a 3 años, ya que algunos pacientes viven muchos años más.

Por lo cual, es de suma importancia el cheque frecuente con su doctor para la elaboración de un tacto rectal para palpar la próstata y descubrir cualquier protuberancia que haya en su superficie.

El Contenido de esta página es TOTALMENTE INFORMATIVA, de ninguna manera pretende sustituir las recomendaciones y asesoramiento de su medico o especialista.