Sífilis

La sífilis igualmente nombrada (chancro duro o Lúes), es una afección originada por la bacteria (“Treponema Pallidum”) que, en la generalidad de los casos, se infecta por medio del contacto íntimo sin protegerse. En las primeras fases del trastorno, la sífilis puede provocar afecciones en los genitales, en las membranas mucosas y en la piel.


Si no es tratada esta enfermedad puede sufrir complicaciones graves, como problemas neurológicos (neurosífilis), cardíacos, ceguera, demencia y muerte. Si bien se puede aliviar con antibióticos, los individuos pueden volver a infectarse.


En todo el mundo según la (Organización Mundial de la Salud) se provoca doce millones de recientes casos al año, debido a lo cual, tres millones se dan en (Latinoamérica y Caribe). La generalidad de casos de sífilis se causa en individuos entre los 15 y los 30 años, por estar más activos sexualmente, no obstante, la diagnosis se puede efectuar años más tarde.


Su medio de contagio

Su ciclo de incubación, es aproximadamente de 28 días (límites 10 a 90 días). La primordial manera de transmisión es por medio de las relaciones sexuales sin protegerse. El riesgo de infección es enorme cuando están presentes lesiones o heridas en la vagina o en el pene, ya que posibilita que la bacteria vaya a la corriente sanguínea.

La sífilis de igual forma puede ser transmitida mediante un beso o por medio del contacto directo con lesiones abiertas en la boca o en la piel. En el embarazo, las mujeres con sífilis que no consumaron el tratamiento logran contagiarle la afección al pequeño.

En casos más inusuales, esta afección igualmente puede transmitirse mediante objetos contaminados con sangre, como la utilización de jeringas reutilizadas por otras personas, agujas no esterilizadas para efectuar un tatuaje o en transfusiones de sangre.

Ciertos sucesos agregan las probabilidades de infectarse, Estas serían:

  • Incluir una pareja sexual que padece esta enfermedad.
  • Sostener relaciones íntimas sin protegerse (como es, no ocupar condones o no colocarlos adecuadamente). Este riesgo es altamente entre hombres que tienen relaciones íntimas con otros hombres.
  • Tener contactos sexuales por dinero o narcóticos.
  • Mantener más de una pareja sexual y habitar un lugar donde la sífilis es frecuente.
  • Sostener relaciones íntimas con un individuo que tiene varias parejas sexuales.
  • Padecer virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

Mujeres embarazadas con esta enfermedad

Las mujeres en estado de gravidez pueden transferir la sífilis al feto. Esta infección se causa en un 50 a 90 por ciento de los casos de sífilis primaria y secundaria, aminora a un treinta por ciento en la sífilis latente tardía. El contagio al feto logra provocar abortos tardíos por trastorno en la función de diversos órganos fetales.

En algunos casos el crecimiento fetal está reducido o se generan partos prematuros. Ciertos fetos no muestran síntomas de sífilis congénita al nacer, sino más tarde se desarrolla la afección que puede provocar erupciones cutáneas, mucosidad nasal específica, variaciones en los análisis.

Los infantes que tienen síntomas tardíamente, luego de los dos años de vida, muestran problemas dentales y óseos que pueden agregarse de retraso mental.

Las fases y sintomatología

La sintomatología de la sífilis se clasifica en estadios o fases. El tiempo que transcurre desde que el individuo se contagia hasta que causan su manifestación de los síntomas es cambiante, alcanzando ser de 3 días o tres meses, no obstante lo acostumbrado es que sea de 3 semanas.

A. Sífilis primaria y sintomatología

La lesión característica de esta etapa es el señalado (chancro sifilítico). Es una pústula (granillo) que no causa dolor. Se ulcera prontamente, y sostiene un fondo limpio, sin tener pus, y no sangra.

La manifestación de este (chancro) deriva de dónde se ha originado el contagio. Lo más usual es localizarlo en los genitales externos, pero de igual forma se puede descubrir en el cuello del útero, la zona perianal, el conducto anal o en la boca.

Aparte del (chancro), en esta etapa los ganglios linfáticos aumentan, se endurecen, no están fijos, pero no causan dolor. El (chancro) se quita por sí solo de tres a seis semanas (sin embargo en ocasiones sólo siete días o puede seguir hasta tres meses). Los ganglios acostumbran permanecer más tiempo.

Como este (chancro sifilítico) primario no causa dolor y se quita solo, numerosos individuos no se hacen examinar, frecuentemente por temor o vergüenza. Asimismo, el peligro de que el (chancro sifilítico) salga en lugares del cuerpo como el cuello uterino o el canal anal del mismo modo, obstaculiza el diagnóstico de la sífilis en esta primera fase.

B. Sífilis secundaria y sintomatología

Cuando ha transcurrido entre 2 y 8 semanas de la presentación del (chancro) sin embargo este tiempo es muy cambiable y pueden pasar incluso 6 meses), empieza la sífilis secundaria. El chancro puede estar ausente o no.

Lo más asiduo es una erupción con aspecto de manchitas rojas o rosadas de tres a diez mm de diámetro, que inicia en el tronco y luego se extiende por todo el cuerpo, incluso a las plantas de los pies y en las palmas de las manos. En ciertos individuos las manchas sólo duran escasos días, pero en otros casos no se quitan hasta los dos meses.

Son características de esta etapa una clase de verrugas grandes nombrados condilomas planos, que salen en áreas de los pliegues. El individuo enfermo de igual forma puede sentir malestar general, dolor de cabeza, hipertermia, dolor de garganta, pérdida de peso o úlceras en la boca. Realmente, cualquier órgano del cuerpo lograría ser aquejado.

Sífilis latente: Es el lapso en el que es asintomática, si bien sí se logra diagnosticar la afección con un análisis específico. Igualmente, en la sífilis latente temprana pueden salir de nuevo los síntomas de la sífilis secundaria, y en estos casos el enfermo es contagioso.

La sífilis latente tardía que va adelante del primer año, en esta etapa no acostumbran provocar contagios, excepto en el caso de las mujeres en gestación que sí pueden contagiar a su feto en el útero. Esta fase latente puede persistir años, décadas, o inclusive toda la vida.

C. Sífilis tardía o terciaria y sintomatología

Esta fase en la actualidad es muy difícil porque se diagnostican a los individuos aquejados en las fases previas, tratándolas y aliviarlas. La neurosífilis tardía logra provocar una diversidad de síntomas, como seria infartos cerebrales, crisis epilépticas, demencia, parálisis general progresiva, o afectación medular con trastornos de la marcha y de los esfínteres.

Otras ocasiones lo que se aqueja es algún sitio del ojo, los nervios del cráneo, o el oído. La neurosífilis tardía puede afectar casi cualquier padecimiento neurológico. Por lo consiguiente, que los médicos especialista (neurólogos) acostumbran indicar análisis para excluir sífilis en sus enfermos, no importando la causa por el que hayan asistido a su consulta.

La sífilis cardiovascular radica en la inflamación de la aorta por la bacteria de la sífilis, llegando a provocar un aneurisma de aorta. Actualmente es muy extraño llegar a esta fase.

La sífilis benigna tardía o (goma sifilítica) está en la presentación de gomas o lesiones con aspecto de nódulos o úlceras en distintos órganos como seria: piel, hígado, hueso etc. Igualmente al presente son muy escasos, y responden perfectamente al tratamiento con antibióticos.

¿Cómo se determina esta afección?

Su médico tratante le realizara un examen físico y una serie de preguntas sobre su sintomatología y su vida sexual. La sífilis se distingue como (“la gran imitadora”). Esto corresponde a que varios de sus síntomas son similares a los de otros padecimientos.

Por esta razón, son importantes los exámenes de laboratorio para precisar la afección. Hay evidencia que indica que los estudios de laboratorio para la sífilis no son tan verídicos para los pacientes con el virus inmunodeficiencia humana (VIH).

Las formas para establecer la sífilis. Habitualmente se saca una muestra de sangre para proceder al diagnóstico, pero si presenta un (“chancro sífilis primaria”) o una lesión del tipo de verruga grande (sífilis secundaria), tu médico tratante puede obtener una muestra de la lesión con un hisopo y mandarla al laboratorio para un análisis.

No obstante, puede llevar hasta tres meses hasta que surjan los anticuerpos, por lo cual se tenga que repetir el examen para ratificar la presencia de sífilis.

También podría ser indispensable efectuarle una punción lumbar si el doctor conjetura que está padeciendo complicaciones del sistema nervioso correspondido a una sífilis terciaria. En este procedimiento se recoge una muestra del líquido cefalorraquídeo para que el especialista pueda realizar análisis para la localización de bacterias.

Puesto que es probable tener bacterias en el cuerpo sin percatarse, los doctores le practican pruebas de detección de la sífilis a las mujeres preñadas. Esto se realiza para impedir que el feto quede infectado por la sífilis congénita. La sífilis congénita puede causarle trastornos graves al recién nacido. Incluso podría ser mortal.

Tratamiento a seguir para la Sífilis

Este tratamiento de preferencia de la sífilis en la mayoría sus fases es la penicilina G. De la misma manera, se tiene que diagnosticar y tratar a las parejas sexuales del individuo infectado, siempre tiene que estar supervisado e indicado por su médico tratante.

En las fases primaria, secundaria y latente precoz, se aplica una dosis única por vía intramuscular de penicilina G. En los pacientes alérgicos se podría emplear doxiciclina durante 2 semanas.

En la sífilis latente tardía, o cuando se ignora el tiempo de desarrollo de una sífilis latente, se aplican 3 dosis por vía intramusculares de penicilina G, distanciadas por una semana. La sífilis tardía sin alteración neurológica se trata de igual modo. En individuos alérgicos a penicilina se podría usar doxiciclina durante 4 semanas.

La neurosífilis se debe aplicar con penicilina G por vía intravenosa, con una dosis cada 4 horas, durante dos semanas. En los pacientes alérgicos a la penicilina se debe acudir a un especialista (alergólogo) para desensibilizar al individuo infectado y poder aplicar el tratamiento. La opción sería la ceftriaxona, una dosis diaria durante dos semanas, pero no hay mucha comprobación y puede llevar a fallar el tratamiento.

Las mujeres preñadas se deben tratar de igual forma según la fase de la sífilis. Si la mama es tratada de manera adecuada en el embarazo, el peligro de infección para el bebé es pequeño, pero debe ser vigilado mensualmente posteriormente al parto, igualmente de incluir tratamiento si no se ha tratado a la mama de manera correcta por lo menos un mes previo al alumbramiento.

En el momento que se trata la sífilis, en ocasiones surge un cuadro que se nombra (reacción de Jarisch-Herxheimer). Se presenta una reacción febril, con dolor de cabeza y de músculos. Esto se debe a la muerte de las bacterias que sueltan sustancias que provocan inflamación.

Normalmente no es peligrosa y se puede tratar con un antiinflamatorio como ibuprofeno o equivalente, y esto no significa que se tenga que detener ni retrasar nuevas dosis del tratamiento antibiótico si tuvieran que ser forzosas.

Posteriormente al tratamiento se practica un seguimiento clínico y pruebas serológicas para asegurar su curación, sin embargo la infección continua y el fallo del tratamiento no son habituales.

Tener precauciones durante el tratamiento

A lo largo del tratamiento o posterior al diagnóstico de la sífilis, el sujeto debe tener ciertos cuidados como seria:

  • Comunicar a su pareja de que es portador de la afección para que se realice el pertinente análisis de sangre y empezar el tratamiento temprano, en caso de ser positivo.
  • No mantener relaciones sexuales durante el tratamiento, así exista preservativo.
  • Efectuar el examen de virus de inmunodeficiencia humana (VIH), ya que hay una gran probabilidad de estar contagiado.
  • Posteriormente al tratamiento, la persona puede llegar a contagiarse nuevamente de sífilis y, por lo cual, es de suma importancia seguir ocupando condón durante las relaciones sexuales para evitar el contagio o con distintas infecciones de transmisión sexual.


Complicaciones por no tener un tratamiento

Cualquier persona debe realizarse una revisión con su doctor si aparece sintomatología de sífilis. También hay diferentes padecimientos que logran tener síntomas parecidos, por lo consiguiente el individuo debe practicarse un examen médico completo para evitar futuras complicaciones.

La neurosífilis, alteraciones cardiovasculares, implicando aneurismas e inflamación de la aorta, lesiones a la piel y a los huesos. Por esto, se debe comunicar al doctor en caso de haber tenido relación sexual con alguien que esta aquejada de sífilis.

La Sífilis: ¿Se puede evitar esta afección?

Las personas que tienen relaciones íntimas con una sola pareja y averiguan que no están infectadas no pueden enfermar de sífilis. Para poder prevenir el contagiarse con esta afección, no manipules lesiones en la piel que asuman ser sífilis. El hábito de utilizar condones de látex durante el sexo vaginal o anal de igual forma disminuye el riesgo.

La sífilis se puede sanar si se descubre y trata en sus fases tempranas. Si observas heridas extrañas alrededor de tus genitales, o sospechas que tuviste relaciones íntimas con alguien que tiene sífilis, platícalo con tu médico para que te de indicaciones a seguir y practicarte exámenes. Si la persona es sexualmente activo reflexione y piense el realizar el análisis de sangre con permanencia.

Si las personas no están informadas de los contagios por no tener las medidas preventivas y protegerse adecuadamente, y el tener un diagnóstico temprano para ser tratado oportunamente, las futuras complicaciones pueden ser graves.

El Contenido de esta página es TOTALMENTE INFORMATIVA, de ninguna manera pretende sustituir las recomendaciones y asesoramiento de su medico o especialista.