Vacunas Antivejez

Las vacunas antivejez en el mundo actual son importantes para tener una imagen que proyecte seguridad. Transmitir una idea equivocada de lo que somos nos puede cerrar muchas puertas. Todos los seres humanos proyectamos una imagen frente a los demás, que comienza a formarse a partir de nuestro aspecto físico, se fortalece con todo aquello que dejamos de ver de nosotros y se consolida con lo que los demás perciben con nuestra forma de actuar.

Por eso, en la actualidad se han creado e inventado nuevos tratamientos de belleza, cirugías plásticas, vacunas, entre otras cosas para permanecer siempre joven y verse bien. La tendencia actual es tener el cuerpo perfecto, cara perfecta, piel suave y joven. Durante milenios el hombre ha buscado sin éxito la Fuente de la Eterna Juventud, algo capaz de detener el proceso inscrito en los genes que nos lleva desde la niñez a la época de reproducción para pasar a la etapa de madurez y vejez. Y aunque ciertamente no se ha encontrado en el proceso de búsqueda se han averiguado al menos algunas cosas. Por ejemplo, el papel que la pérdida hormonal tiene en el proceso de envejecimiento.

En la senescencia -el proceso de envejecimiento biológico- corren paralelos procesos de envejecimiento y los cambios en el sistema endocrino; a llegar a cierta edad cada individuo con una reserva hormonal diferente y por ellos las manifestaciones son variables. Además, una deficiencia de cierto territorio hormonal puede afectar a otra área y así agravar la baja reserva que previamente existe. De acuerdo con este principio la fragilidad y friabilidad de una persona está condicionada por el estado de su reserva hormonal y el impacto que ésta tiene sobre el resto del sistema. La corrección hormonal podría mejorar las condiciones generales y ayudar a una mejor calidad de vida sin que el objetivo sea esencialmente la prolongación de la vida. Así que por esta razón diferentes personas han creados vacunas antivejez que ayudan al detenimiento de envejecimiento en los humanos.

Dentro de las vacunas antivejez, existentes tenemos, la Vacuna H-HUMACELL. Es el mas completo tratamiento celular revitalizador, regenerador y anti-envejecimiento de todo el mundo, pilar fundamental de la medicina antienvejecimiento, sin ser un medicamento o tratamiento de tipo completamente farmacológico. Es una vacuna antivejez que provee al organismo de elementos bioestimulantes y regeneradores que por su origen natural puede asimilarse completamente sin ninguna desventaja ni riesgo.

Estimula la regeneración celular, por la acción sinérgica de células placentarias con células fetales de hipófisis y timo de oveja negra, así como enzimas y aminoácidos esenciales estimulantes de la hormona del crecimiento y también otras sustancias rejuvenecedoras, como la coenzima Q10, que previene la mayoría de las enfermedades del organismo.

Componentes de la Vacuna V-Humacell son:

  • Hipófisis: Glándula encargada de la liberación de Hormonan de Crecimiento con  su auto-regulación interna por el cual no existen efectos secundarios.
  • Placenta:  Aporta células madre las cuales al ingresar por vía subcutánea lo englobara el leucocito y así monitorizara en que área existe una deficiencia para implantarse ahí mismo a iniciar su mitosis celular desplazando de esta manera aquellas células viejas y por lo tanto revitalizando y regenerando cada uno de nuestros órganos.
  • Timo: Dirigente del sistema Inmunológico, lo cual incrementara nuestra resistencia al estrés, a las enfermedades, y a todo agente que pueda causar daño a nuestro cuerpo.

Estas vacunas antivejez esta indicada como coadyuvante en tratamientos específicos y enfermedades crónicas y degenerativas, procesos oncológicos y deficiencias inmunolpogicas. Asi mismo, ayuda a prevenir: el envejecimiento natural; el envejecimiento prematuro; cansancio físico; el deterioro de las facultades mentales; y la disminución de la capacidad sexual.

Los efectos comprobados con esta Vacuna V-Humacell son:

  • Incrementa la resistencia al estrés y a las alergias.
  • Mejora la función cardiaca y renal, así como las funciones del hígado, bazo, entre otros.
  • Estimula la circulación de la sangre y acelera la recuperación de heridas.
  • Es aplicado con éxito en caso de la anemia de cualquier origen.
  • Estimula la producción de hormonas de crecimiento, que aumentan los efectos de rejuvenecimiento.
  • Purifica el combustible cerebral y aumenta la memoria.
  • Renueva la función cardiaca y las funciones del riñón, hígado, bazo, etc.
  • Regula la presión arterial y estimula el sistema inmunológico.
  • Disminuye los excesos de grasa, colesterol y triglicéridos.
  • Restablece la tonicidad de la piel y estimula el crecimiento de uñas y capilares.
  • Tonifica y aumenta la masa muscular, asi como la resistencia a las actividades físicas.
  • Mejora la apariencia física hasta un 85%.
  • Regulariza la calidad del sueño.
  •  Estimula el apetito sexual y renueva las funciones sexuales en ambos sexos.

Contraindicaciones para aplicarse la vacuna V-Humacell, son:

  • Menores de 30 años.
  • Personas que presentan una infección crónica (amigdalitis, vesícula, dental) o aguda.
  • Personas diabéticas con sus niveles de glucosa descontrolado.
  • Personas con marcada tendencia alergénica a las proteínas.
  • Embarazadas se demostró que esta libre de acción teratogénica pero se recomienda esperar al termino del mismo.

Desarrollan con hormonas otras vacunas antivejez que se elaboran con dos hormonas hipofisiarias que encuentran en la orina (Hormona Foliculoestimulante) y la Hormona Luteoestimulante (LH), obtenidas de jóvenes sanos apenas de 15 años de edad, al ser inyectada en cualquier persona a partir de los 35 años evita la pérdida hormonal que se produce en cascada a partir de esa edad dando lugar al proceso de envejecimiento y degeneración.

El doctor Salvador Capistrán, ha desarrollado en los últimos años vacunas con hormonas neurocerebrales también presentes en la orina en forma de vacunas individualizadas para tratar de reconducir la pérdida hormonal que comienza en el cerebro y retardar asi los procesos de envejecimiento. Se trata de conseguir que nuestro cuerpo se sienta mas joven de lo que en realidad es, intentando mantener joven el entorno químico interno del organismo al mayor tiempo posible a fin de proporcionar a los genes el medio en el que mejor trabajan.

 El nivel de hormonas empieza a declinar a partir de los 35 años haciéndose crítico a los 60 años de edad. Por eso es recomendable aplicarse estas vacunas de los 30 años en adelante.

Como hemos visto el mantener un cuerpo sano y cuidado, muchas veces es caro, pero vale la pena, por todos los beneficios que tiene al obtener estas vacunas para verse y sentirse mejor.

El Contenido de esta página es TOTALMENTE INFORMATIVA, de ninguna manera pretende sustituir las recomendaciones y asesoramiento de su medico o especialista.